Educar el alma para encontrar la paz

000-0700-107

La Juventud Eterna

La juventud no es cuestión de tiempo, sino un estado de la mente; no es un asunto de voluntad, una cualidad de la imaginación, un vigor de las emociones; es la frescura de
los manantiales profundos de la vida. La juventud no significa el predominio del valor sobre la timidez de la ventura sobre lo fácil. Esto existe a menudo en una persona de 60 años más que en un joven de 20. Nadie se aventaja al desestar de sus ideales. Los años pueden arrugar nuestra piel, pero la falta de entusiasmo arruga nuestra alma. La preocupación, la duda, la falta de confianza, el temor y la desesperación, éstos doblan el corazón y convierte el espíritu en polvo. Tenga usted 60 o 16, en todo corazón humano existe amor a lo maravilloso, el asombro por las estrellas del cielo, el impávido desafío a los eventos, el apetito infalible de la
niñes, por lo que viene después el goce de vivir. Usted es tan joven como su fe, tan viejo como su duda; tan joven como su confianza en si mismo, tan viejo como sus temores; tan joven como su esperanza, tan viejo como
su desesperación.
Douglas McArthur.

  • February 2013